Historia del condensador

Dentro del mundo de la electricidad contamos con condensadores Comar España, una firma consolidada que ofrece productos de gran calidad, algo que ha ido mejorando con el paso del tiempo, aunque todo tiene su origen. Posiblemente te hayas preguntado en alguna ocasión quién o cuándo se inventaron los capacitores. Si es así, te invitamos a seguir leyendo porque vamos a contártelo.

¿Cómo se inventaron los condensadores?

Para conocer sus orígenes hay que remontarse a 1750 aproximadamente, un momento en el que la electricidad estaba dando sus primeros pasos y era considerada sobre todo como un entretenimiento y no como una ciencia.

Fue en aquella época cuando se descubrió la botella de Leyden, considerada como el primer condensador de la historia y cuyo nombre viene dado gracias al lugar en la que fue encontrada, la ciudad holandesa que lleva el mismo nombre.

Por aquellos años, un grupo de científicos descubrió que dos conductores separados por un material aislante podían llegar a almacenar determinada carga eléctrica. Uno de ellos, pensó en almacenar una gran cantidad de carga en una botella de agua. Para conseguirlo, sostenía la botella en una mano mientras un generador electrostático generaba carga y era conducida mediante una cadena.

Cuando intentó sacar la cadena sufrió una sacudida eléctrica que le dejó inconsciente. Tras muchos experimentos diferentes se descubrió que la mano que en su momento sostenía la botella, podía llegar a cambiarse por hojas metálicas, recubriendo tanto la superficie interior como exterior de la botella, dando paso a lo que podríamos considerar como el primer condensador de la historia.